22.8.11

El faro se apagó


Naciste en una esquina,
sumida en tu dolor.
Empezaste la vida,
muerto tu corazón.

Creciste olvidada
por los seguros ojos,
que vieron luz opaca
en tus sueños rotos.

El faro apareció
en el mar agitado,
vió luces en las sombras
y un fuego dormitando.

Recuerdos más oscuros,
que la cruz de la luna.
Dolores tan profundos
en busca de una cura.

Más tu historia es tan triste,
desde que comenzó,
que aquello que viste,
con fuego se grabó.

Pobre sonrisa corta
que no llega a eliminar,
el daño producido,
a tan temprana edad.

Ahora el faro se apagó,
solo queda la noche,
que cubre con su manto,
la vida que te robó. 

MFV

Cosas imposibles


Como encontrar una aguja en un pajar,
o desnudar al cielo de sus nubes,
quise quitarme las alas para volar
Y conseguir los sueños que nunca tuve.

Apagando por la noche las estrellas,
no quedó más luz que la cara lunar,
para dejar de piedra a las mareas
que mueven tus labios al murmurar.

Las esquinas lloran sin sus doncellas,
que se cansaron de vender su amor,
a trajes que vendieron sus empresas
porque el dinero les produce dolor.

Y es que tu mirada ha cambiado el mundo,
haciendo posible lo imposible.
Tu sonrisa es el último cartucho
para que la mala suerte termine.

Y ahora me encuentro solo entre la gente,
corriendo para llegar más despacio,
a vivir un futuro sin el presente,
a dejar sin planetas el espacio.

Olvidé todo lo que he aprendido,
en aquel centro de menores.
Ya no me encuentro tan perdido,
me salvaste de todos mis errores.

Amante de mis “peros” y mis dolores,
compañera eterna de la soledad,
cantante de blues en los corazones,
de quien busca un bar donde trasnochar.

Y es que tu mirada ha cambiado el mundo,
haciendo posible lo imposible.
Tu sonrisa es el último cartucho,
para que la mala suerte termine.

MFV